Té Verde: Una Bendición Para La Buena Salud

El té verde es una de las bebidas más conocidas en el mundo, que ha recibido considerable atención por sus efectos beneficiosos científicamente probados en la salud.

El té verde es particularmente rico en flavonoides que promueven la buena salud, incluidas las catequinas y sus derivados. La catequina más abundante en el té verde es el galato de epigalocatequina (EGCG), que juega un papel fundamental por sus efectos anticancerígenos y antioxidantes.

Los estudios han confirmado la estrecha relación entre el consumo de té verde y la prevención en el desarrollo de enfermedades cardiovasculares y el cáncer, efectos que se atribuyen en gran medida a la presencia del polifenol galato de epigalocatequina.

Se sabe que el galato de epigalocatequina induce la apoptosis en varios tipos de células tumorales, y que no tiene efecto en las células normales.

En este artículo abordaremos la relación que existe entre el consumo del té verde y sus potenciales beneficios en la prevención de ciertas enfermedades.

Efectos Saludables De Tomar Té Verde

te verde propiedades medicinales
Foto de Goir

1. En la Pérdida de Peso

El galato de epigalocatequina (EGCG) previene la descomposición de la noradrenalina, que provoca un aumento en el metabolismo. También puede inhibir la hipertrofia e hiperplasia de adipocitos, y posiblemente detener las enzimas gastrointestinales involucradas en la absorción de nutrientes.

Al beber té verde usted puede perder 7 onzas por año. Así lo confirmó un estudio de 12 semanas, aplicado en dos grupos de personas con índice de masa corporal y circunferencia de cintura similares: este incluyó a un grupo que ingirió té que contenía 690 miligramos de catequinas, mientras que el segundo grupo ingirió solo 22 miligramos.

Los resultados del estudio mostraron que la pérdida de peso promedio en el primer grupo fue de 2.4 kilogramos, mientras que en el segundo grupo fue de solo 1.3 kilogramos. Los niveles de lipoproteínas de baja densidad del primer grupo disminuyeron aproximadamente un 11.5 %, y en el segundo grupo un 5.2 % aproximadamente.

2. Enfermedad del Hígado

Los estudios clínicos han demostrado que los hombres que beben más de 10 tazas de té verde por día tienen menos probabilidades de desarrollar trastornos del hígado. Además, el té verde parece proteger el hígado de los efectos dañinos de sustancias tóxicas como el alcohol.

Otros estudios sugieren que la catequina aislada del té verde, puede ayudar a tratar la hepatitis viral. No está claro si el té verde confiere los mismos beneficios a las personas con hepatitis.

La investigación ha demostrado que el té verde destruye los radicales libres dañinos en los hígados grasos. También, puede prevenir la falla del trasplante en personas con insuficiencia hepática.

3. Previene La Diabetes

El té verde mejora el metabolismo de los lípidos y la glucosa, previniendo el aumento repentino de los niveles de azúcar en la sangre y equilibrando nuestra tasa metabólica.

Un reciente estudio reveló que el consumo de té verde, café y cafeína total se asoció con un menor riesgo de diabetes mellitus tipo 2, y que la ingesta de té a largo plazo se asoció con niveles reducidos de glucosa en sangre en ayunas y una menor prevalencia de diabetes.

4. Enfermedad Cardiovascular

El té verde puede prevenir enfermedades cardíacas y derrames cerebrales al reducir los niveles de colesterol. Incluso después de un ataque cardíaco, puede prevenir la muerte celular y acelerar la recuperación de las células cardíacas.

Beber té verde también ayuda a mantener estable la presión arterial al reprimir la angiotensina, que causa vasoconstricción y una consecuente presión arterial alta.

5. Resfriado Y Gripe

El galato de epigalocatequina (EGCG), un poderoso antioxidante de catequina que se encuentra en los tés verdes y blancos, puede matar directamente las bacterias y virus, incluido el virus de la gripe.

El EGCG también es altamente antiinflamatorio. Esta actividad es potencialmente importante en las infecciones de resfriado y gripe, porque los mediadores solubles de la inflamación causan sus síntomas.

6. Contra El Asma

Uno de los alcaloides más abundante en el té verde es la teofilina, caracterizada por ser broncodilatadora, lo que relaja los músculos que sostienen los bronquios, reduciendo la gravedad del asma.

7. Contra El Cáncer

Se ha demostrado que el galato de epigalocatequina (EGCG) inhibe la angiogénesis de las células tumorales, lo que impide su desarrollo y evita que se vuelvan cancerosas. Esto se logra deteniendo la producción de compuestos angiogénicos en las células tumorales.

Los polifenoles del té verde modulan el factor de transcripción nuclear kappa B (NF-κB) en varias líneas celulares de cáncer, lo que las hace susceptibles a la apoptosis.

La apoptosis inducida por el té verde aumenta el crecimiento celular normal al tiempo que promueve la muerte celular programada.

El té verde se usa en la prevención del cáncer, ya que detiene la «angiogénesis» y el flujo sanguíneo al tumor. 

Los estudios epidemiológicos sugieren que el consumo regular de té reduce el riesgo de cáncer. En apoyo de esta afirmación, se ha informado que la fracción de polifenol, disminuye la incidencia de tumores malignos inducidos por carcinógenos en modelos animales.

Un mecanismo de acción es que los polifenoles inducen la apoptosis más fácilmente en las células cancerosas que en sus contrapartes naturales.

8. Previene La Artritis

El té verde puede ayudar a prevenir y reducir el riesgo de artritis reumatoide. El té verde protege el cartílago al bloquear la enzima que lo destruye. La clave está en el alto contenido de fluoruro que se encuentra en el té verde, que ayuda a mantener los huesos fuertes y a preservar la densidad osea.

Otro beneficio del té verde es como agente antiinflamatorio. Los estudios en modelos animales muestran que los polifenoles del té verde disminuyen la inflamación.

Varios estudios se han centrado en los posibles mecanismos responsables de los efectos antiinflamatorios. Un posible mecanismo de acción es la inhibición de la activación del factor nuclear κB, que es un factor de transcripción oxidativo sensible al estrés que regula la expresión de una variedad de genes importantes en las respuestas celulares, incluida la inflamación, la inmunidad innata y el crecimiento.

9. Sistema Inmune

Los polifenoles y flavonoides presentes en el té verde estimulan el sistema inmunológico, fortaleciendo así la salud en la lucha contra las infecciones.

Las células T γδ humanas median la inmunidad innata a los microbios mediante el reconocimiento dependiente del receptor de células T de antígenos no procesados ​​con patrones moleculares conservados.

Estos antígenos de alquilamina no peptídicos son compartidos por células tumorales, bacterias, parásitos y hongos, y también por productos vegetales como té, manzanas, champiñones y vino.

Beber té que contiene 1-teanina, un precursor del antígeno no peptídico etilamina, preparó las células T γδ de sangre periférica para mediar una respuesta de memoria en la reexposición a etilamina y secretar IFN-γ en respuesta a las bacterias. Esta combinación única de respuesta inmune innata y memoria inmunológica muestra que las células T γδ pueden funcionar como un puente entre la inmunidad innata y adquirida.

Por lo tanto, beber té puede estimular el sistema inmunológico del cuerpo contra estos agentes al enseñarles a las células inmunitarias que combaten las enfermedades a reconocer y recordar las alquilaminas.

10. Alzheimer

El galato de epigalocatequina (EGCG) disminuye la producción de beta-amiloide, una proteína que forma las placas que obstruyen el cerebro de los enfermos de Alzheimer. El objetivo principal del tratamiento de la enfermedad de Alzheimer es la inhibición de la enzima acetilcolinesterasa y la β-amiloidosis.

En un estudio in vitro , se descubrió que el té verde inhibía la acetilcolinesterasa humana, con un valor de CI 50 de 0,03 mg / ml, y a una concentración de ensayo de 0,03 mg / ml, inhibía la β-secretasa en un 38%.

Estos hallazgos sugieren que la infusión de té contiene principios biológicamente activos, que actuando sinérgicamente pueden usarse para retrasar la progresión de la enfermedad, suponiendo que estos principios lleguen al cerebro.

11. Parkinson

La enfermedad de Parkinson es un trastorno progresivo y degenerativo del sistema nervioso central, que resulta de la pérdida de células cerebrales productoras de dopamina. Los antioxidantes en el té verde ayudan a prevenir el daño celular en el cerebro, que podría causar el Parkinson, y por lo tanto prevenirlo.

Ciertos investigadores han indicado que el té verde posee efectos neuroprotectores, lo que sugiere su papel en la prevención de la enfermedad. Los autores descubrieron que los polifenoles del té verde protegen las neuronas de la dopamina, lo que aumenta con la cantidad de té verde consumido.

Este efecto protector, también está mediado por la inhibición de la vía ROS-NO, una vía que puede contribuir a la muerte celular en el Parkinson.

12. Contra el Envejecimiento

Los antioxidantes presentes en el té verde protegen la piel de los efectos dañinos de los radicales libres, que causan arrugas y envejecimiento de la piel.

13. Estrés

La L-teanina, que es un tipo de aminoácido en el té verde, puede ayudar a aliviar el estrés y la ansiedad.

Cuanto Té Verde Tomar

El consumo recomendado de té verde es de tres a cuatro tazas al día.

La taza promedio de té verde contiene aproximadamente de 50 a 150 miligramos de polifenoles. Sin embargo, algunas investigaciones sugieren que se necesitan hasta 10 tazas por día para recibir los polifenoles suficientes que marquen un aumento notable en la salud.

Te puede interesar: Miel: 12 Sorprendentes Beneficios Para La Salud

También Podría Gustarte