Riesgos De Sufrir Un Infarto Durante El Acto Sexual

Seguramente ya te has preguntado si el esfuerzo físico que demanda el acto sexual significa un riesgo para el corazón y ello puede causar un infarto. Morir de un infarto durante el acto sexual es algo que ocurre pocas veces, pues esto no debe significar algún riesgo.

Relación Entre La Última Relación Sexual Y La Ocurrencia Del Infarto

Diversos estudios demuestran que aún después de sufrir un infarto es seguro retomar la actividad sexual. Esto se debe a que el esfuerzo físico que demanda el acto sexual es moderado. Si se compara con el esfuerzo de subir las escaleras a un segundo piso o caminar rápidamente.

Estas fueron las conclusiones de un estudio realizado por investigadores de la «American College of Cardiology» sobre una muestra de 540 personas de edades entre 30 y 70 años que habían sufrido un infarto. El estudio investigó la relación existente entre la última relación sexual y la ocurrencia del infarto. Para ello se analizó la actividad sexual 12 meses antes del infarto y después de ocurrido el infarto. Logrando evidenciar que una vez superado el infarto, los participantes lograban retomar su vida sexual de manera normal.

Los datos del estudio revelaron que solo el 0.7 % de las personas tuvo actividad sexual una hora antes de sufrir el infarto. Mientras que el 78% superaba las 24 horas de haber tenido su última relación sexual. En base a estos resultados y al tiempo de ocurrido el infarto. No se encontró asociación que hiciera pensar que la actividad sexual es un factor de riesgo para el padecimiento de enfermedades cardiovasculares.

Relación Existente Entre La Actividad Física Y La Ocurrencia Del Infarto

Ejercicio Cardio
Foto de michaeljung

Estudios recientes revelan que el nivel de actividad física es un factor determinante en la aparición de problemas del corazón. Y dependerá de la frecuencia con que se practique.

Así lo revelo un nuevo estudio dirigido por la profesora Issa Dahabreh de la Universidad de Tufts en Massachusetts (E.E.U.U). Donde se investigó  la relación que existe entre el sexo y la práctica deportiva. Determinándose que hacer deporte regularmente mejora la salud y protege el corazón.

Por el contrario las personas que no practican deporte o lo hacen ocasionalmente, tienen más probabilidades de sufrir un infarto o morir de muerte súbita.

Estas conclusiones evidencian que existe una asociación directa entre la práctica poco frecuente de actividad física y un mayor riesgo de sufrir infarto. Lo que nos invita a incorporar en nuestras vidas más actividad física en armonía con la actividad sexual.

José Luis Zamorano director del Instituto Cardiovascular en el Hospital Clínico San Carlos en Madrid, es de la misma opinión al destacar: «los hombre que tienen relaciones sexuales una vez al mes, o los que hacen ejercicio una vez por semana son los más propensos a sufrir un infarto o morir de muerte súbita». Pese a estos hallazgos hace una llamado a la prudencia, pues los casos analizados en el estudio muestran una mortalidad anual relativamente baja, de 3 por cada 10.000 hombres. Además se desconoce si esas muertes por infarto ya tenían enfermedad coronaria sin diagnosticar.

Relación Actividad Física-Infarto. Actividad Sexual-Infarto

Problemas sexuales
Foto sandy-che.yandex.ru

Con una muestra que ronda los 6000 casos y una edad promedio de 60 años. Los datos revelaron una asociación directa entre la práctica ocasional de ejercicio físico y la muerte por infarto. Existiendo 3.5 más de riesgo en comparación con las personas que practican algún deporte.

De igual manera se evaluó a los varones con una vida sexual ocasional, y se determinó que estos tienen 2.7 más riesgo de sufrir un infarto que los que tienen una vida sexual regular.

Las conclusiones del estudio revelaron que los varones que practican algún deporte tienen menos riesgos de sufrir un infarto. Reduciendo estas posibilidades en un 45% aproximadamente.

Otros Factores De Riesgo A Tener En Cuenta

Otros factores de riesgo que no se evaluaron en el estudio, pero que los investigadores invitan a tener bajo control son: el tabaquismo, el alcoholismo, el uso de drogas, la cafeína y el estrés emocional. Todos ellos potenciadores de enfermedades cardiovasculares.

Tampoco se pasó por alto un factor de riesgo muy interesante y de gran importancia. Y es el que se presenta al mantener relaciones sexuales extramaritales. Este tipo de relaciones agrega varios componentes a la actividad sexual, como son: el nerviosismo, sentimientos de culpa, mayor excitación, más esfuerzo físico y estrés emocional  que se produce  al pensar que se puede tener un mal desempeño en la cama. Lo cual puede ser muy peligroso.

«Estudios recientes sobre determinadas muestras de una población. Revelaron que el 80 % de las muertes por infarto ocurrieron en hombres que tenían relaciones sexuales fuera del matrimonio».

Conclusión

Cualquiera que fuesen las circunstancias a la que nos enfrentemos, independientemente de la edad o condición física. Es de vital importancia caminar por lo menos 40 minutos cada día. Lo cual protege el corazón de cualquier evento cardíaco no deseado, entre estos un ataque al corazón.

Además es muy importante conocer  cuál es nuestra realidad de riesgo cardíaco. Lo cual podremos saber con un examen diagnóstico. Entre estos exámenes está el electrocardiograma y el ecocardiograma.

El primero registrará la actividad eléctrica del corazón (movimientos). Mientras que el ecocardiograma dará un diagnóstico más completo similar a un ultrasonido, mostrando imágenes del corazón mientras late. También muestra las válvulas cardíacas y otras estructuras del corazón.

Una vez conocida nuestra realidad de riesgo cardíaco es muy importante cumplir con las recomendaciones médicas. Esto incluye una buena alimentación, y la adopción de hábitos de vida saludable.

También Podría Gustarte