Aprende A Reconocer Y Controlar El Estrés

Muchas personas asocian el estrés con algo negativo en sus vidas. Pero hay que tener claro que el estrés es una respuesta natural y necesaria de nuestro organismo para asegurar la supervivencia.

Hoy en día son muchas las situaciones que generan estrés. Como sentirse amenazado de ser despedido de tu puesto de trabajo, o la presión que genera una hora pico de tráfico. Y como nuestro cerebro es un detector de amenazas, responde a ciertas situaciones que amenazan nuestra vida, generando hormonas del estrés que aportarán la energía necesaria para resolver esas situaciones.

Pico de tráfico
Foto de xload

Se piensa que la falta de tiempo y el exceso de trabajo provocan estrés, pero muchas veces no es así. Ya que diferentes personas tendrán reacciones diferentes ante las mismas situaciones. Así que algo que provoque estrés en una persona tendrá un efecto diferente en la otra.

Diversos estudios han comprobado que las siguientes situaciones generan estrés:

1. La Novedad

La primera de ellas es la novedad, lo que nos pasa. Algo que es nuevo, que no existe para nosotros o que se ve por primera vez, producirá estrés.

2. La Impredicibilidad

La situaciones de incertidumbre, o desconocidas también provocan estrés.

3. La Sensación de Descontrol

Hoy en día vivimos en un  mundo ordenado, que obedece a ciertas reglas. Una situación que se sale de control, generará estrés.

4. Sentirse Amenazado

Sucede cuando alguien pone en duda nuestras capacidades para realizar algún trabajo, o se habla de nosotros. Ante esta situación nos sentimos amenazados, lo cual provocará estrés.

Entonces entendemos como estrés ese sentimiento de insatisfacción que nos provoca ciertas situaciones que son dolorosas o traumáticas, y que al prolongarse en el tiempo pueden resultar perjudiciales para la salud física y mental.

Así que para luchar contra el estrés hay que entenderlo, para luego buscar una estrategia para controlarlo.

Felicidad
Foto de hannamonika

El buen vivir y la felicidad de las personas no se basa en la ausencia del estrés. Lo que hace diferente a estas personas es que conocen su resistencia al estrés, y cuando este es excesivo frenan y lo controlan. Esto les permite enfocarse en pequeños desafíos que logran terminar siempre con éxito.

¿Qué Genera el Estrés?

En este nuevo siglo repuntan más que nunca las enfermedades relacionadas con los nervios, los miedos injustificados y el estrés. Debido a que se nos han impuesto normas, orden, metas y horarios, y cuando hay algo que no podemos cumplir surgen las preocupaciones, la ansiedad, y finalmente el estrés.

Naturalmente nuestro organismo esta hecho para enfrentarse a estas amenazas. El problema es que en la sociedad actual nos vemos enfrentados a un arsenal de ellas, de todo tipo y de manera continua, y no alcanza el tiempo para enfrentarlas a todas, y que nuestro organismo se repare. Es entonces cuando nuestro cuerpo colapsa, y la situación se convierte en un problema de estrés crónico.

En estas situaciones que generan estrés nuestro organismo produce como respuesta una hormona que se llama cortisol. Esta sustancia nos permite ser más activos, hace que el corazón bombee más sangre, incluso puede inhibir el dolor ocasional de algunas heridas.

¿Cómo Identificar el Estrés?

Síntomas de estrés
Foto de baranq

Algunas situaciones que generan estrés pasan desapercibidas, hasta que nuestro estado emocional comienza a hacer estragos al producir síntomas físicos y mentales.

El Desarrollo del Estrés Tiene tres Fases:

1. Primera fase

En esta primera fase cambia tu digestión. Cuando empiezas a tener problemas de digestión es señal de que algo va mal. También puede haber dolor abdominal.

En esta fase seguirás adelante con tu vida, y en algún momento tu cerebro te dirá que ha trabajado mucho y te pedirá que lo recompenses.

2. Segunda fase

En esta fase te sentirás ansioso e inquieto, y empezaras a fumar, a beber alcohol. Y sino fumas ni bebes empezaras a comer algo que te guste porque necesitarás calmar tu ansiedad. Consumirás todo lo que haga sentir bien a tu cerebro de manera descontrolada.

3. Tercera fase

Y como todo exceso perjudica, en esta fase es cuando te enfermas. Ahora tienes problemas de memoria, de personalidad, te enojas fácilmente, y aparece la sensación de estar quemado, y la depresión.

Además de las señales presentes en cada una de las fases, también puedes experimentar, problemas para dormir, dolores de cabeza, manifestación de alguna enfermedad crónica, cansancio y palpitaciones.

Conclusión

Si has identificado dos o más de estos problemas en tu vida, tienes problemas de estrés y debes de buscar la manera de reducirlo. Una de las mejores formas de afrontar el estrés es entenderlo, para luego buscar una estrategia para controlarlo.

A muchas personas les funciona hacer ejercicio, sentir y pensar positivamente, socializar con diferentes personas y ayudar a los demás.

Reír también es un ejercicio comprobado para reducir el estrés y los niveles de cortisol. Durante la risa se libera oxitocina, una hormona que genera placer y felicidad, aumentando la confianza y la forma de relacionarnos.

Ten presente que el estrés formará parte de tu vida, pues muchas veces te invita a la acción y mejora la memoria.

Por el contrario, mucho estrés disminuye la memoria y concentración, así que lo que debes hacer es controlar las situaciones extremas para no caer en el estrés crónico.

También Podría Gustarte