Ivermectina Como Tratamiento Y Prevención Del Coronavirus

La «ivermectina» se ha utilizado durante varios años para tratar muchas enfermedades infecciosas en mamíferos. Tiene buen perfil de seguridad con bajos efectos adversos cuando se prescribe por vía oral. Se identificó a finales de 1970 y se aprobó por primera vez para uso en animales en 1981. Su uso potencial en humanos se confirmaría  años más tarde.

Los estudios revelaron a «la ivermectina» como un fármaco de amplio espectro con alta solubilidad en lípidos que «posee numerosos efectos» sobre parásitos, nematodos, artrópodos, flavivirus y micobacterias a través de una variedad de mecanismos.

Además de sus «efectos antiparasitarios y antivirales», este medicamento también causa «inmunomodulación» en el huésped, lo que tiene un efecto de inhibición en la proliferación de células cancerosas, así como en la regulación de la glucosa y el colesterol en los animales.

COVID-19. Un Problema De Salud Mundial

El coronavirus 2 del síndrome respiratorio agudo severo (SARS-COV-2) es un virus de ARN monocatenario que causa un síndrome respiratorio agudo severo.

Un virus originalmente llamado SARS-COV-2, y nombrado oficialmente por la Organización Mundial de la Salud como COVID-19, fue declarado una emergencia de salud mundial.

El primer caso de infección se registró a principios de diciembre de 2019 y posteriormente se extendió a varios continentes, incluidos Europa y Estados Unidos.

Mientras que el comportamiento real de este virus y su patogenicidad aún no se comprenden completamente, ya ha habido estudios sobre otros virus, muchos de los cuales causan infecciones simples del tracto respiratorio, pero el SARS-COV-1 y el MERS causaron enfermedades graves del tracto respiratorio en humanos infectados.

«La disminución de la amenaza del SARS y el MERS» condujo a una pérdida de interés en las actividades de investigación contra esta clase de virus, lo que produjo una falta de preparación ante la nueva pandemia del SARS-COV-2.

Aunque algunos medicamentos han recibido «Autorización de uso de emergencia» para el tratamiento de COVID-19, todavía no se ha encontrado un tratamiento comprobado.

«Un reciente estudio in vitro mostró que la ivermectina era activa contra las líneas celulares infectadas con COVID-19».

Efectos Antivirales De La Ivermectina En El COVID-19 «Un Virus De ARN»

En un reciente estudio in vitro, las células Vero/ hSLAM infectadas con el nuevo Coronavirus fueron expuestas a ivermectina 5 µM, y en 48 horas se encontró una reducción de 5000 veces el ARN viral. Estos resultados mostraron que el tratamiento con ivermectina mata efectivamente casi todas las partículas virales en 48 horas.

El estudio fue el primero en evaluar el efecto antiviral de la ivermectina en pacientes con COVID-19. Los autores reconocieron que el medicamento puede tener efectos antivirales al inhibir el «receptor α/β de importina (IMP)», que es responsable de transmitir las proteínas virales al núcleo de la célula huésped.

Aunque este estudio fue el primero en confirmar el efecto antiviral de la ivermectina en COVID-19. Los autores propusieron un estudio en humanos para confirmar los beneficios potenciales de la ivermectina en el tratamiento de COVID-19.

Conclusión

Este estudio presenta la posibilidad de que «la ivermectina» pueda ser un agente antiviral útil en varios tipos de virus.

Debido a su actividad antiviral, puede desempeñar un papel fundamental en varios procesos biológicos esenciales, y por lo tanto, servir como un candidato potencial en el tratamiento de diferentes tipos de virus, incluido el COVID-19.

Dado que «la efectividad significativa de la ivermectina se observa en las primeras etapas de la infección», se propone que la administración pueda ser efectiva en las primeras etapas o en la prevención.

Por supuesto, que la confirmación de esta afirmación requiere estudios en humanos y ensayos clínicos. Los ensayos clínicos son necesarios para evaluar los efectos de la ivermectina en el COVID-19, y garantizar los posibles beneficios en humanos en las pandemias actuales y futuras.

«El 10 de abril de 2020, la FDA emitió una declaración sobre la autoadministración de ivermectina contra el COVID-19».

La FDA destacó que este tipo de estudio in vitro generalmente se usa en las primeras etapas del desarrollo de fármacos. Además, que se necesitan más ensayos para confirmar la seguridad y la eficacia de la ivermectina para uso humano contra el COVID-19, para descubrir una ventana preventiva o terapéutica.

Te puede interesar: Dexametasona Y Coronavirus: Un Medicamento Que Puede Salvar Vidas

También Podría Gustarte