10 Hábitos Que Dañan El Cerebro Y La Salud

Existe gran cantidad de información sobre consejos de cómo vivir bien, haciendo ejercicio y comiendo de forma saludable, de manera que la salud de tu cuerpo debería estar bien cuidada, pero ¿qué pasa con tu cerebro?

Muchas veces con toda la atención prestada a nuestro cuerpo, nos olvidamos de la salud y del estado físico del cerebro, sin tener en cuenta que este controla muchas funciones vitales de los demás órganos del cuerpo.

De igual manera que vamos al gimnasio a ejercitar nuestros músculos, el cerebro también necesita ser entrenado y ejercitado como si de un músculo se tratara (aunque en realidad no es un músculo), para evitar que se atrofie. 

Muchos caemos en la trampa de tener hábitos diarios que dañan el cerebro y destruyen las neuronas, disminuyendo sensiblemente la cantidad de las mismas.

Hábitos Que Dañan El Cerebro 

malos hábitos que matan las neuronas del cerebro
© depositphotos

1. No Desayunar

El desayuno es la primera y una de las principales comidas del día, ya que después de 10 a 12 horas de descanso sin comer alimentos, el nivel de azúcar en sangre es bajo y el cuerpo necesita energía y nutrientes para realizar las actividades diarias.

Las personas que no desayunan tienen un bajo nivel de azúcar en la sangre. Esto genera insuficiente suministro de nutrientes al cerebro causando su degeneración paulatina.

2. Comer Demasiado 

Los consejos sobre cómo comer de manera saludable son realmente muy valiosos para la salud de tu cuerpo y de tu cerebro también.

Un estudio realizado en 2012, examinó a 6000 personas que tenían en promedio 50 años, 10 años más tarde estos mismos participantes fueron examinados y los resultados mostraron que los que tenían sobrepeso, presentaban un deterioro de sus funciones cognitivas un 22% más alto que sus contra-partes más delgadas.

Comer de más, causa el endurecimiento de las arterias del cerebro, además de una baja capacidad mental.

3. Consumir Altas Cantidades De Azúcar

El alto consumo de azúcar interrumpe la absorción de proteínas y nutrientes, lo que causa una mala nutrición que puede interferir en el desarrollo del cerebro.

4. Fumar

Además de los riesgos más conocidos del tabaco, como son la presión arterial alta, el accidente cerebrovascular y el ataque cardíaco, fumar acelera el proceso de envejecimiento del cerebro.

La nicotina hace que los vasos sanguíneos se contraigan y restrinjan el flujo de sangre a diversas partes del cuerpo, entre ellas el cerebro. Esto afecta la estructura cerebral, causando una disminución de tamaño, lo que empeora la memoria, aumenta el riesgo de demencia, incluido el Alzheimer. 

5. Contaminación Del Aire

El cerebro es el órgano del cuerpo que más consume oxígeno. Inhalar aire contaminado lo inhibe de una correcta oxigenación, lo que genera una disminución de la eficiencia cerebral.

6. Dormir Poco

A ciencia cierta no se conoce exactamente hasta qué punto el cerebro necesita dormir. ¿Pero realmente necesita de la ciencia para saber esto? 

¿Quién no conoce la sensación después de una mala noche de sueño? 

Falta de concentración, un lapso de atención lento y un estado de ánimo que muestra un comportamiento algo irritable, son solo algunas de las cosas que hay que nombrar.

Además, la falta continua de sueño también perjudica la memoria y tiene efectos a largo plazo en el cerebro. Esto se debe a que mientras el cerebro duerme, hay mecanismos que trabajan para liberar los productos tóxicos que se acumulan en el cerebro a lo largo del día.

La falta de sueño significa que estos mecanismos no pueden activarse por completo, y por lo tanto, no limpian su cerebro de sustancias nocivas. La acumulación de estas sustancias en el cerebro, puede provocar un daño grave.

Dormir bien le permite al cerebro descansar, lo que evita la pérdida de células cerebrales. 

7. Dormir Con La Cabeza Tapada 

Dormir con la cabeza tapada aumenta la concentración del dióxido de carbono y disminuye el oxígeno en el cerebro, ocasionando efectos adversos en éste.

Según un estudio publicado en 2008, hasta un 25 % de los bebes que mueren a causa de muerte súbita, aparecen con la cabeza cubierta por la ropa de cama, lo que respalda la recomendación de evitar cubrir la cabeza de los bebés para reducir el riesgo de muerte súbita. 

8. Hacer Trabajar El Cerebro Cuando Estás Enfermo

Tratar de trabajar o estudiar de manera normal cuando uno está enfermo es muy dañino para el cerebro, ya que se presenta dificultad en la capacidad de respuesta en ese estado. Esto puede provocar una disminución de su eficacia a largo plazo. 

Por lo tanto, se recomienda reposar para una pronta recuperación cuando uno está enfermo.

9. Falta De Estimulación Cognitiva 

A medida que pasan los años las cosas se vuelven cada vez más difíciles, y aprender nuevas actividades entrenará tu cerebro y lo preparará para mejorar sus habilidades, la memoria, la atención, la comprensión, el aprendizaje y la agudeza visual. 

Pensar es la mejor manera de estimular y mantener activo nuestro cerebro, no hacerlo provoca que el cerebro disminuya su tamaño y por lo tanto sus capacidades. 

Entre otras actividades que mantendrán en forma tu cerebro están: leer, jugar ajedrez, descubrir cosas nuevas, viajar, la interacción social, aprender un nuevo idioma, la actividad física y una alimentación saludable.   

10. Tiempo En Soledad

Estar solo no significa necesariamente no tener amigos. Incluso las personas que tienen muchos amigos pueden sentirse solas, y como muchas cosas en la vida, aquí también, la calidad es lo que importa. 

Contrario a tener compañía, estar solo puede suscitar la sensación de soledad, que puede causar estrés y procesos inflamatorios en el cerebro.

Un estudio en el Rush University Medical Center en Chicago realizado a más de 100 personas mayores de 80 años, reveló que aquellas que tenían menos contacto social sufrían un deterioro cognitivo más grave.

Está claro que la salud del cerebro depende de una variedad de factores. Y aunque no puedes controlar tu predisposición genética, si tienes control sobre otras cosas que pueden ayudar a mantenerte saludable. 

Anímate a cuidar la salud de tu cerebro y comprende lo importante que es para su bienestar.

Tu cerebro es realmente el más preciado amigo que tienes; trátalo de esa manera ya que descuidarlo significará infelicidad para ti. 

Te puede interesar: Técnicas De Relajación Para Controlar El Estrés.

También Podría Gustarte