Flavonoides Con Potencial Anti-viral Que Podrían Inhibir Al COVID-19

Actualmente no existen medicamentos anti-virales con eficacia probada, ni vacunas para prevenir al COVID-19. Lamentablemente, la comunidad científica tiene pocos conocimientos de la infección por SARS-CoV-2, y los medicamentos que se utilizan, lo hacen a manera de ensayos clínicos anti-virales.

Debido a que no existe una guía de tratamiento eficaz comprobada, los resultados de cada ensayo son diferentes, por ello los investigadores trabajan rápidamente para encontrar el mejor tratamiento contra el virus, así que, el resultado de cualquier tratamiento que se pruebe es incierto hasta ahora.

Dado que las opciones de terapia para el COVID-19 comprenden solo medidas preventivas y de apoyo, «existen alimentos naturales» que pueden tener un papel fundamental en los tratamientos de apoyo y profilaxis, y presentan un enfoque alternativo para su manejo. Así que, existen «algunos de los alimentos con ricas fuentes de flavonoides».

Alimentos Con «Ricas Fuentes De Flavonoides» Que pueden Inhibir Al COVID-19

  • Alcaparras frescas o enlatadas.
  • Cebolla morada.
  • Manzanas gala, roja, verde, fuji.
  • Brócoli.
  • Uvas rojas.
  • Hojas de rábano.
  • Hojas de apio crudas.
  • Cilantro fresco.
  • Lechuga de hoja roja.
  • Mora, arándanos.
  • Miel.
  • Espárragos.
  • Chile serrano.
  • Frutas cítricas.

Flavonoides Y Su Potencial Anti-Viral Contra El Coronavirus

«Los flavonoides» forman el grupo más grande de «compuestos polifenólicos» en plantas superiores, con más de 9000 estructuras identificadas. Representan una clase importante de metabolitos secundarios vegetales, ampliamente distribuidos por todo el reino vegetal. 

Se clasifican en varios subgrupos, que incluyen chalconas, flavanes, flavanoles, flavanonas, flavanonol, flavonas, catequinas, y procianidinas. «Todos realizan una serie de funciones protectoras en el cuerpo», siendo muchos de ellos «compuestos bioactivos» capaces de interferir con ácidos nucleicos o proteínas, lo que significa que «tienen diversas propiedades farmacológicas».

Se sabe que «las flavonas y las catequinas» parecen ser los antioxidantes más poderosos, que «previenen los efectos de las especies reactivas del oxígeno en el cuerpo», que pueden poner en peligro la integridad celular. Existen numerosos estudios que destacan «la amplia gama de actividades biológicas de los flavonoides», incluyendo antioxidante, anti-cáncer, antimicrobiano, actividades antivirales y antiinflamatorias.

Pero lo más importante, es que se ha descubierto que «varios flavonoides inhiben diferentes dianas de coronavirus», como por ejemplo, «el bloqueo de las actividades enzimáticas de proteasas virales», como la proteasa similar a la 3-quimotripsina (3CLpro), la proteasa similar a la papaína ( PLpro) y helicasa o interfiriendo con proteínas de pico (S). 

«Estas proteasas (3CLpro y PLpro)» representan objetivos valiosos para el desarrollo de fármacos anti-coronavirus, ya que «son proteínas esenciales para el complejo de transcripción y replicación viral de todos los coronavirus». Ver Fuente → Estructura de la proteinasa 3CLpro.

Flavonoides Más Prometedores Con Potencial Anti-SARS-CoV-2

Según varios estudios basados ​​en flavonoides como agentes anti-CoV. Existen tres compuestos que muestran actividad contra al menos dos dianas virales, ellos son la «quercetina, herbacetina, y la isobavacalcona». Estos tres flavonoles, «se identificaron como las pistas anti-virales más atractivas contra el SARS-CoV-2»

Estos flavonoides activos se pueden usar en tratamientos terapéuticos sin causar efectos citotóxicos sustanciales. Se sabe que los flavonoides prenilados como la isobavacalcona no son tóxicos para las células no cancerosas y se pueden encontrar en cantidades significativas en las familias de plantas Moraceae y Fabaceae.

La quercetina, la herbacetina y la isobavacalcona están fácilmente disponibles en grandes cantidades en varias fuentes vegetales, lo que podría beneficiar futuras investigaciones sobre el SARS-CoV-2 y el desarrollo de terapias anti-CoV.

En general, «la quercetina puede considerarse el candidato más potente para el tratamiento del SARS-CoV-2», ya que tiene afinidad con una variedad de dianas de fármacos anti-CoV. «Este flavonol puede interferir con la replicación viral del SARS-CoV al bloquear las actividades enzimáticas de las proteasas 3CLpro y PLpro».

Además, se sabe que el uso de los flavonoides quercetina, herbacetina e isobavacalcona en la terapia adyuvante con otros fármacos antivirales puede presentar otro enfoque interesante para combatir las infecciones por SARS-CoV-2.

La terapia combinada a menudo conduce a mejores resultados en los tratamientos anti-virales. Por ejemplo, se encontró que los efectos sinérgicos entre la quercetina y el agente antivírico aciclovir dieron como resultado una actividad antiviral mejorada contra la infección por herpesvirus de la pseudorrabia.

También, hay que tener en cuenta el creciente desarrollo de la resistencia a los fármacos en el tratamiento anti-vírico, lo que podría ser un problema crítico para el uso terapéutico de los flavonoides.

Conclusión

Dado que «los flavonoides están bien documentados» por su amplio espectro de propiedades beneficiosas para la salud, especialmente por sus efectos anti-inflamatorios y antioxidantes, podrían ser de gran valor para fortalecer la respuesta inmune del huésped a las enfermedades virales y aliviar los síntomas relacionados con infecciones, incluida la depresión

Además, los flavonoides regulan las respuestas inflamatorias abrumadoras (a través de la producción de citocinas). Por ejemplo, además de los efectos anti-virales de la quercetina, se descubrió que el flavonol previene el daño tisular al eliminar los radicales libres y podría reducir la liberación de citocinas inflamatorias como la interleucina.

Debido a las grandes similitudes de SARS-CoV, SARS-CoV-2 y MERS-CoV, que comparten varias proteasas virales homólogas, los flavonoles herbacetina y quercetina, así como la isobavacalcona, pueden demostrar sustratos antivirales atractivos contra el SARS-CoV-2 y otros coronavirus.

Sin embargo, la investigación adicional y las investigaciones farmacológicas más detalladas in vivo, sobre la biodisponibilidad de estos compuestos, parecen ser un enfoque prometedor para el descubrimiento de nuevos sustratos a base de hierbas utilizados como terapias complementarias en el tratamiento de enfermedades por coronavirus, como el COVID-19.

TE PUEDE INTERESAR:

Las 4 Sencillas Medidas Del Director CDC Para Vencer Al Coronavirus

Dexametasona Y Coronavirus: Un Medicamento Que Puede Salvar Vidas

También Podría Gustarte