Lo Que Debes Saber Del Cuidado De La Piel

La piel es nuestra mejor carta de presentación no solo porque es la parte más visible, sino porque refleja el cuido que damos a nuestro cuerpo y muestra como estamos por dentro. Además nos protege de las agresiones externas que se encuentran en el ambiente.

Debemos saber que el cuidado de la piel no solo se hace desde afuera. Y que con el pasar de los años nuestro metabolismo y programación genética hacen que se produzcan radicales libres, que van dañando la función de las células en el organismo y en este caso la piel. Por lo cual hay que adoptar medidas que contrarresten la acción de los radicales libres, mediante una buena alimentación y un estilo de vida saludable.

Dependiendo de las etapas de nuestra vida y del estilo de vida que llevemos, será necesario proporcionar a nuestro organismo micro-nutrientes que son esenciales para el metabolismo de la piel. Como los oligoelementos entre los que se encuentran: el bromo, boro, cromo, cobalto, cobre, flúor, hierro, manganeso, molibdeno, níquel, selenio, silicio, vanadio, yodo y el zinc, que existen en pocas cantidades en nuestro cuerpo y sirven para que el organismo sea capaz de producir colágeno y su propia hidratación.

También existen productos que favorecen la producción de sustancias naturales como vitaminas y silicio. Los generadores de colágeno como el Biosil, y vitaminas como en ácido ascórbico, hacen que nuestro cuerpo use esas sustancias para producir las proteínas que te harán lucir joven y saludable.

Colágeno
Deficiencias y producción óptima de colágeno. Proteína esencial para la elasticidad de la piel.

Como toda mujer joven siempre debes realizar una rutina para mantener una piel bonita. Lo que implica el uso adecuado de preparados de limpieza. Hay que tener en cuenta que el uso habitual de maquillaje, también implicará el uso de cremas que hidraten y nutran la piel.

Tener una piel sana y hermosa dependerá principalmente de hábitos saludables. Como mantener una alimentación equilibrada, una buena higiene personal, dormir las horas necesarias y hacer ejercicio frecuentemente. Son hábitos comúnmente ignorados.

El cuidado de la piel no es una tarea difícil. Tampoco es algo que se debe delegar únicamente a tratamientos o productos cosméticos, cuya función es hidratar, proteger y hacer que se produzcan vitaminas y minerales que se pueden producir naturalmente.

Así que todas estas funciones bien pueden ser cumplidas de manera natural, asumiendo hábitos de vida saludable. 

Recomendaciones Para Mantener Una Piel Sana Y Hermosa:

1. Mantén tu piel hidratada

El agua además de ser indispensable para que tu cuerpo funcione eficientemente. Ayudará a eliminar las toxinas a través del sudor. Recuerda beber al menos dos litros de agua al día para mantener hidratado tu cuerpo. Algo que no debes hacer, es sustituir el agua por bebidas azucaradas que contengan colorantes, pues esto tiende a disminuir las funciones vitales de nuestro cuerpo.

2. Evita la exposición prolongada al sol

La radiación ultravioleta causa foto envejecimiento, lo que produce  perdida de colágeno haciendo que la piel se arrugue mucho más. De igual manera los factores medio ambientales como un clima seco y caluroso harán que se noten y se acentúen las imperfecciones y arrugas en tu piel. En caso que te expongas al sol, es recomendable usar un protector solar de acuerdo al tipo de piel.

3. Mantén una alimentación equilibrada

Debes tener una buena alimentación sobre todo por las noches. Tu alimentación debe ser variada, y principalmente nutritiva. Consume frutas y verduras, carnes magras (bajas en grasa) y pescado, para aportar las vitaminas y minerales necesarios para que tu piel se regenere, luzca fresca y radiante.

4. Ejercitarte frecuentemente

Realizar cualquier actividad física aportas tres beneficios a tu organismo. Favorece la circulación sanguínea, oxigena los órganos y tejidos y elimina las toxinas. Esto beneficiará la salud de tu piel, es suficiente caminar al menos 40 minutos al día.

5. Descansa lo necesario

Por si no lo sabias, es durante la noche donde el cuerpo pone en marcha los procesos de regeneración natural de la piel. Así que trata de dormir entre 8 o 9 horas diariamente.

6. Duerme sin maquillaje

Mientras duermes tu cuerpo suda, secretando sustancias que se quedan atrapadas por la obstrucción del maquillaje en los poros. La mezcla de estas sustancias producen una combinación desagradable y perjudicial para la piel.

Conclusión

El cuidado de la piel no es una tarea difícil, pero si requiere el compromiso de asumir buenos hábitos. Una buena hidratación, buena higiene, una nutrición saludable por las noches, mantener las manos y uñas limpias para evitar infecciones, y un poco de ejercicio diariamente. Son aspectos que contribuirán a la buena salud de la piel. Evitando el envejecimiento prematuro y previniendo diferentes enfermedades.

También Podría Gustarte