Lo Que No Sabias Del Cigarrillo Electrónico

La manera tradicional en que se consume tabaco esta siendo reemplazada por el auge del cigarrillo electrónico. Un dispositivo electrónico creado para este fin.

Su mecanismo está compuesto por una resistencia y una batería que funcionan en conjunto para producir calor, y de esta forma convertir en vapor una sustancia líquida que contiene nicotina, glicerol, propilenglicol, y ciertos extractos de hierba que le dan cierto sabor.

Desde su creación y salida al mercado su uso ha sido objeto de gran polémica. Entre los que defienden sus beneficios por considerarlo una alternativa al consumo tradicional de tabaco y una forma de terapia para dejar de fumar. Argumentando menos riesgos para la salud.

Por el contrario sus detractores advierten riesgos potenciales para quienes lo usen.

Riesgos Potenciales En El Uso Del Cigarrillo Electrónico:

  • La Organización Mundial de la Salud (OMS), advierte a los consumidores que no hay estudios que demuestren, ni conclusiones que respalden los efectos terapéuticos para dejar de fumar. Muchos menos una disminución significativa en los niveles de toxicidad de la sustancia inhalada.
  • El uso del cigarrillo electrónico entre los más jóvenes oculta el consumo real de tabaco, y da la percepción de no estar consumiendo. Lo que puede aumentar las probabilidades de usar el cigarrillo convencional a corto plazo. Si se compara con quienes no usan el dispositivo.
  • Para los ex fumadores el cigarrillo electrónico es un disparador, pues representa un riesgo potencial hacia una recaída a la forma tradicional de consumir tabaco.

Puesto que toda adicción está asociada a un comportamiento compulsivo de vieja data. El uso del cigarrillo electrónico difícilmente romperá con el hábito de fumar, debido a la similitud que hay con el consumo tradicional de tabaco . Y más aún al crear en los consumidores la falsa idea de que causa menos daño.

Debido a que es un producto reciente en el mercado, no existen estudios que demuestren enfermedades a corto plazo. Los expertos aseguran que el daño a la salud no puede ser peor que el causado por el uso del cigarrillo convencional.

Conclusión

Diferentes estudios demuestran que no existe evidencia que el uso del cigarrillo electrónico sea una manera efectiva para dejar de fumar. Por el contrario se incrementa el inicio de los mas jóvenes en el uso de este dispositivo. Y consecuentemente en el uso del cigarrillo convencional.

Conociendo los riesgos para la salud, queda a criterio del consumidor si lo usa como método para dejar de fumar, o si adopta otras medidas para dejar la adicción.

Realizar ejercicio físico, involucrarse en actividades positivas y vivir el solo por hoy (no fumare) cada a día. Son métodos que funcionan.

En última instancia es recomendable buscar ayuda profesional. Los profesionales en adicciones te darán acompañamiento para dejar de fumar. Relegando tu adicción hacia una experiencia positiva que traerá beneficios a tu salud física y mental, tus relaciones y más.

También Podría Gustarte