Cómo Enfrentar Una Emergencia Financiera

Una emergencia financiera puede llegar en el momento que menos esperas. Y las causas que la genera pueden ser desde la pérdida de un empleo, gastos médicos, reparaciones en el hogar, entre otras. Todas estas situaciones que terminan colapsando tu economía, pueden ser increíblemente estresantes. Pues las facturas de servicios públicos deben pagarse y la comida sobre la mesa empieza a agotarse.

Entonces, ¿Cómo pude usted lidiar con una crisis financiera cada vez más insostenible?

Consejos Que Pueden Ayudarte A Saber Que Acción Tomar En Esos Momentos De Emergencia Financiera

1. Evalué Su Situación Actual

Tómese un tiempo para meditar y evaluar la situación actual en la que se encuentra.

Dejarse vencer por el pánico y la frustración no hará más que poner estrés adicional a la situación. Es comprensible que tenga un montón de ideas en la cabeza, y lo único que se le ocurra en ese momento es estar tranquilo, pero sin ser capaz de tomar las acciones correctas que le permitan evaluar cuidadosamente una salida a la crisis.

Primero debe determinar que originó su crisis financiera, ya que antes de que pueda encontrar maneras de resolver su situación, debe entender que la causó. ¿Podría deberse a una perdida repentina de ingresos? ¿Gastos de mantenimiento que ya no puede sostener? ¿O bien debido a un percance natural? Si bien es cierto que todas estas situaciones generan cargas que golpean su economía, es recomendable que su plan de acción ataque la raíz del problema, para que este sea más efectivo a largo plazo.

2. Priorice Sus Gastos

No todos los gastos deben pagarse por igual, hay ciertas facturas que bien pueden esperar. Entre los gastos que deben atenderse en primer lugar, está la alimentación y la vivienda. Pues no vale la pena correr el riesgo de una ejecución hipotecaria por pagar a tiempo la factura de cable o darse ciertos gustos.

Así que en este punto evalué cuales son los gastos más importantes que debe atender, y el por qué ocupan un primer nivel de necesidad. Y descarte aquellos que lo pongan en riego de no poder cubrir una necesidad.

Una vez que haya identificado cuales de sus gastos son más importantes, puede comenzar pagarlos para eliminarlos del presupuesto.

Si bien es desagradable eliminar ciertos gastos a los que ya está acostumbrado. Bien vale la pena un sacrificio temporal, si tu recuperación será a largo plazo. Esto le permitirá salir de esa brecha financiera en la cual se encuentra inmerso.

Siempre hay maneras de reducir o eliminar gastos innecesarios por completo. Piense en esos planes de películas premium  o paquetes satelitales, quizás pueda eliminar un plan costoso de teléfono celular. Y si come ocasionalmente en restaurantes considere hacerlo dentro de casa, haga uso del transporte público y se ahorrará un buen dinero en combustible. Y si le gusta la bebida, no tome mucho o no lo haga.

Imagínese que si encontrara cinco formas diferentes de ahorrar 30 dólares al mes, habrá reducido su gasto en 150 dólares mensuales. Dinero que puede ser destinado para gastos importantes o de primera necesidad.

3. Negocie Con Sus Entidades Financieras

Es común que algunas personas posean una o varias tarjetas de crédito que no han sabido manejar, que tengan facturas médicas pendientes o incluso problemas en el alquiler o hipoteca de su vivienda.

Si se encuentra en alguna de estas situaciones, le conviene contactarse inmediatamente con su agencia de crédito. Pues aunque no lo crea pueden ayudarle a realizar sus pagos, aunque ello signifique la modificación de la tasa de interés, o la extensión de los términos y condiciones que se acordaron inicialmente.

Erróneamente la mayoría de la gente espera hasta que sus deudas las ahogan en intereses, antes de ponerse en contacto con su entidad financiera. Y cuando lo hacen, ya no están dispuestos a trabajar con usted. Si sabe que tiene problemas con el dinero, y que es momento de pedir ayuda, póngase en contacto con ellos antes que sea demasiado tarde.

Llamar a su compañía de tarjeta de crédito, puede resultar en una tasa de interés más baja, y en algunas ocasiones en un retraso temporal de los pagos. De igual manera contactar con su compañía hipotecaria puede resultar en una reestructuración de su préstamo. Incluso cuando de servicios públicos se trata, las empresas de electricidad, telefonía y gas, ofrecen programas de pago a la medida de su situación para ayudarle a mantener encendidas las luces.

Así que no espere que los correos electrónicos, las llamadas telefónicas y las cartas amenazantes empiecen a llegar a la puerta de su casa, antes de tomar acciones.

4. Consiga Dinero De Otras Fuentes

A todas las personas les gustaría tener un fondo de emergencia que ayude a pagar los gastos inesperados, pero muchas veces no es posible. Entonces, ¿A quién recurrir cuando has agotado tus ahorros y tu entidad financiera no es lo más favorable?

Usar tus tarjetas de crédito o conseguir un extra-financiamiento, solo puede empeorar el problema.

Si bien tomar dinero prestado es una vía rápida para obtener efectivo, también puede ofrecer altas tasas de interés y un nuevo pago mensual. Si tiene problemas económicos durante un largo periodo, puede que se encuentre en una espiral descendente de la cual sea imposible encontrar una salida.

Una opción a considerar es conseguir dinero extra con amigos o familiares, con lo cual podría librarse de cargos adicionales. Es verdad que a nadie le gusta pedir dinero y mucho menos prestar. Pero una ayuda de algún amigo o familiar podría ayudarle a superar el problema. Tenga en cuenta que esto puede poner presión a ciertas relaciones, por lo cual debe proceder con mucho cuidado.

Finalmente puede que disponga de dinero extra en algunas inversiones o bienes, o también en su cuenta de jubilación. Esto podría ayudarle y evitar que incurra en problemas financieros adicionales, pero no es muy buena idea, ya que pone en riesgo la seguridad de jubilación.

También puede verificar si en su lugar de trabajo tiene una provisión de préstamo. Lo cual podría facilitarle tomar dinero prestado sin pagar impuestos ni multas. Esto siempre y cuando pague el préstamo en el tiempo acordado. Si un préstamo no es la mejor opción, también puede aplicar para un retiro por dificultades económicas.

5. Aproveche La Asistencia Disponible

En caso de pérdida del trabajo puede haber ayuda para usted. En algunas ocasiones existen beneficios estatales de desempleo, como el seguro social por discapacidad, y mucho más. Si su pérdida de trabajo fue por lesión laboral, pregunte acerca de la compensación laboral. Muchas veces el estado ayuda a financiar directa o indirectamente muchos programas, así que aprovéchelos si tiene derecho a recibirlos.

Además puede Involucrarse en las redes de su comunidad. En ocasiones existen recursos como talleres o clases que le ayudarán a pulir sus habilidades, complementando así su currículum y algunas veces ayudándolo a integrarse al trabajo.

6. Elabore Un Plan Para La Próxima Emergencia Financiera

Si ya has superado tiempos difíciles y quiere minimizar riesgos futuros, hay algunas cosas que debes considerar.

Comienza por construir un fondo de emergencia. Una buena técnica para ello es depositar dinero cada mes en el banco para gastos reservados. Esto puede ayudarte a pagar gastos inesperados, como emergencias médicas, o pagar facturas si pierdes tu trabajo. Obviamente cuanto más deposites en tu cuenta, mejor será tu fondo de emergencia. Uno o dos meses ahorrados para gastos puede ayudarte a ganar tiempo, mientras arreglas tu situación o encuentras un trabajo.

También puedes considerar pagar un seguro. Los diferentes tipos de seguros están destinados a cubrir gastos por percances. Ya sea por accidente de automóvil, por enfermedad o por lesiones, incluso cuándo hay un incendio en el hogar.

Existen seguros que están destinados a protegerlo económicamente. Como es el seguro por discapacidad, que puede ayudarlo en el caso que se incapacite o no pueda trabajar. Y por último está el seguro de vida que protege a su cónyuge o hijos en caso de su muerte prematura.

Tener un plan establecido antes de que ocurra una crisis financiera, le quitará mucho estrés y le dará tranquilidad. Prever que gastos tiene y como piensa pagarlos le ayudará a estar preparado para la próxima Emergencia Financiera.

También Podría Gustarte