Acné: Cómo La Dieta Puede Afectarte

El acné es una enfermedad de la piel que causa la formación de diferentes tipos de bultos en la superficie de la piel. Estos bultos incluyen puntos blancos, espinillas y granos.

El acné se origina cuando los poros de la piel se obstruyen con la piel muerta y aceite. Esta afección es más común en niños mayores y adolescentes que pasan por la pubertad, periodo en el cual las hormonas hacen que las glándulas sebáceas produzcan más grasa.

Diversos estudios sugieren que seguir una dieta saludable puede ayudar a prevenir y tratar el acné. Los alimentos ricos en los siguientes nutrientes, están relacionados con niveles más bajos de acné: carbohidratos complejos, zinc, vitaminas A y E, ácidos grasos omega-3 y antioxidantes.

El acné es más común en la cara, el cuello y espalda, y por lo general puede desaparecer sin tratamiento, pero lo que desaparece puede reaparecer aún mucho más. Los casos graves de acné raramente son malos, pero pueden causar angustia emocional, estrés y cicatrices en la piel.

Dependiendo de la gravedad, puede elegir un tratamiento de venta libre o recetado.

Qué Causa El Acné

La superficie de la piel está cubierta de pequeños agujeros (los poros) que se conectan a las glándulas sebáceas que están debajo de la piel, cuya función es producir la grasa necesaria (sebo) para que la piel se mantenga suave y lisa.

Las glándulas sebáceas envían grasa a la superficie de la piel a través de un canal delgado llamado folículo. El aceite elimina las células muertas de la piel al llevarlas a través del folículo hasta la superficie. Una delgada pieza de cabello también crece a través del folículo.

El acné ocurre cuando los poros de la piel se obstruyen con células muertas, exceso de grasa y, a veces bacterias.

Durante la pubertad, las hormonas pueden hacer que las glándulas sebáceas produzcan aceite en exceso, lo que aumenta el riesgo de acné.

El acné puede tener distintas apariencias:

  • Un punto blanco (un poro que se obstruye, se cierra y sobresale de la piel).
  • Un punto negro (un poro que se obstruye pero permanece abierto).
  • Como un granos cuyas paredes se abren, permitiendo que el aceite, las bacterias y las células muertas entren debajo de la piel, llenándose a veces de pus.

¿Cómo La Dieta Puede Afectar Tu Piel?

Si hay una cosa que puede afectar la piel es la dieta. Algunos alimentos pueden aumentar el azúcar en la sangre más rápido que otros, y cuando el azúcar en la sangre aumenta, el cuerpo libera una hormona llamada insulina.

Tener un exceso de insulina en la sangre puede hacer que las glándulas sebáceas produzcan más aceite, lo que aumenta el riesgo de acné.

Algunos alimentos que provocan picos de insulina incluyen:

  • Arroz blanco
  • Pan blanco
  • Pastas
  • Azúcar

Estos alimentos se consideran carbohidratos de «alto índice glucémico», debido a sus efectos productores de insulina, lo que significa que están hechos de azúcares simples.

Igualmente se cree que el chocolate empeora el acné, pero no parece afectar a todas las personas, según un estudio publicado en el Revista de dermatología clínica y estética.

Otros investigadores asocian el acné con la «dieta occidental». Este tipo de dieta se basa en gran medida en:

  • Grasas saturadas
  • Grasas trans
  • Carbohidratos de alto índice glucémico
  • Productos lácteos

La investigación afirma que este tipo de alimentos estimulan la producción de hormonas, que pueden causar que las glándulas sebáceas produzcan y secreten un exceso de aceite.

Asimismo se ha descubierto que la dieta occidental se relaciona a una mayor inflamación, que también puede contribuir a los problemas de acné.

¿Qué Alimentos Ayudan A Tu Piel?

Los alimentos con bajo índice glucémico hechos de carbohidratos complejos pueden reducir el riesgo de desarrollar acné.

Entre los alimentos que contienen carbohidratos complejos están:

  • Frutas y verduras sin procesar
  • Granos enteros
  • Legumbres

Otros ingredientes beneficiosos para la piel que reducen la inflamación, los encontramos en alimentos que contienen:

A continuación las opciones más amigables para la piel están en alimentos como:

  • Frutas y verduras como zanahorias, albaricoques y batatas
  • Espinacas y otras verduras de hoja verde oscura
  • Tomates
  • Arándanos
  • Pan integral
  • Arroz integral
  • Quinoa
  • Pavo
  • Semillas de calabaza
  • Frijoles, guisantes y lentejas
  • Salmón, caballa y otros tipos de pescado graso
  • Nueces

Cada persona es diferente y comer ciertos alimentos puede producir más acné. Con la supervisión de un dietista nutricionista, puede ser útil experimentar qué funciona mejor para usted, teniendo en cuenta las alergias a ciertos alimentos para no incluirlos en su plan de dieta.

Otros Alimentos Que Ayudan A Tu Piel

1. Dietas De Bajo Índice Glucémico

Las investigaciones sugieren que seguir una dieta baja en azúcares simples, puede prevenir y mejorar el acné. Un estudio en pacientes coreanos descubrió que seguir una carga glucémica baja durante 10 semanas puede conducir a mejoras significativas en el acné.

Los investigadores han descubierto (ver estudio) que seguir una dieta baja en glucemia y alta en proteínas durante 12 semanas, puede mejorar el acné y conducir a la pérdida de peso.

2. Zinc

El zinc es un mineral dietético importante para el desarrollo de la piel, así como para regular el metabolismo y los niveles hormonales. Comer alimentos ricos en zinc puede ser útil para prevenir y tratar el acné.

Los alimentos ricos en zinc incluyen:

  • Pavo
  • Quinoa
  • Lentejas
  • Anacardos
  • semillas de calabaza
  • Carne de vaca
  • Mariscos como ostras y cangrejo

Los investigadores han analizado (fuente confiable) la relación entre los niveles de zinc en la sangre y la gravedad del acné; encontrando que los bajos niveles de zinc estaban relacionados con los casos más severos de acné.

Por lo anterior sugieren aumentar la cantidad de zinc en la dieta a 40 miligramos por día para tratar los casos graves de acné. Incluso recomiendan la misma cantidad de zinc para las personas sin acné.

3. Vitaminas A y E

En un estudio los investigadores encontraron que los niveles bajos de vitaminas A y E parecen estar relacionados con casos graves de acné.

Sugieren que las personas pueden disminuir la gravedad de su acné al aumentar el consumo de alimentos que contienen estas vitaminas.

Consulte con su médico antes de tomar suplementos de vitamina A. El abuso puede causar toxicidad y daño permanente en sus órganos principales.

4. Ácidos Grasos Omega-3 Y Antioxidantes

Los ácidos grasos omega-3 son un tipo de grasa poliinsaturada que se encuentra en ciertas plantas y fuentes de proteínas animales, como el pescado y los huevos.

Los antioxidantes son sustancias químicas que neutralizan las toxinas dañinas en el cuerpo. Se cree que la combinación de los omega-3 y antioxidantes reducen la inflamación.

Los estudios han encontrado una conexión entre el aumento en el consumo de omega-3 y antioxidantes y una disminución del acné.

Los estudios (ver estudio) han descubierto que las personas que toman un suplemento diario de omega-3 y antioxidantes, pueden reducir su acné y mejorar su salud mental.

Dado que el acné puede causar angustia emocional, el consumo de omega-3 y antioxidantes puede ser muy beneficioso para las personas con esta afección.

Conclusión

Aunque no existe una cura definitiva para tratar el acné, los estudios sugieren que ciertos alimentos pueden ayudar a eliminar el acné y mejorar la salud de la piel.

Antes de modificar su dieta, es importante hablar con su médico para asegurarse de que los cambios que realice no perjudiquen su salud.

El mejor consejo para tratar el acné, parece ser comer una dieta sana y equilibrada, rica en frutas y verduras frescas, fuentes de proteínas saludables y granos integrales.

Te puede interesar: La Autoestima: ¿Qué Es Y Qué Hacer Para Mejorarla?

También Podría Gustarte