5 Maneras De Ejercitar Tu Mente

¿Ya Te Has Preguntado Cómo Ejercitar Tu Mente?

Pues de la misma forma que acudes al gimnasio regularmente para mantenerte en forma, igual deberías esforzarte para mantener una mente activa y en buen estado.

Como sabrás la falta de ejercicio conlleva a la pérdida de masa muscular, de fuerza física y ánimo. Lo mismo ocurre con la mente sino se ejercita, se pierden conexiones y neuronas, y como consecuencia disminuyen las capacidades y flexibilidad para reaccionar al entorno.

Así que para mantener una mente en forma necesitas desafíos, exigencias, y movilidad, de tal manera que te enfoques en la realización de nuevas tareas.

El problema es que la mayoría de nosotros nos acostumbramos a manipular el cerebro, resolviendo los problemas de la manera más fácil. En este sentido si sentimos dolor manipulamos el cerebro con analgésicos, o resolvemos ciertos problemas auxiliándonos de herramientas  que nos impiden el análisis cognitivo. Así que lo ideal sería enseñar al cerebro a encontrar la manera de corregirse así mismo, y estimularlo a esforzarse para resolver los desafíos.

En esta línea deberíamos acostumbrarnos a los cambios en el lenguaje, en la forma de pensar, y en la manera de relacionarnos con los demás porque se asume que es bueno para el cerebro. El problema es que muchas personas especialmente mayores, se resisten al cambio entre lo que es bueno para el cerebro y lo que les gusta hacer. El motivo es que hacen las cosas como siempre lo han hecho lo cual resulta más cómodo. Así que el cerebro se acostumbra desarrollando rutinas, y no necesita pensar más. De tal manera que existe la tendencia de aferrarse a lo mismo.

La única forma de salir de la rutina es confrontando al cerebro con nueva información para que surjan nuevas neuronas y conexiones entre neuronas.

Es por esto que tienes que esforzarte y estar dispuesto a la necesidad de cambiar, lo que implica aprender cosas nuevas y vivir nuevas experiencias. Tu cerebro responderá a lo que tu hagas y pronto se adaptará a nuevas actividades.

Conexiones neuronales
Conexiones neuronales

Es por todo lo anterior, que hay que apartar el miedo y la ansiedad que genera el cambio por lo nuevo y lo desconocido y enfocarte en los estímulos que producirán cambios positivos para mejorar tu rendimiento.

Los Siguientes Estímulos Te Ayudarán A Mantener Un Cerebro En Forma Y Saludable Durante Mucho Tiempo:

1. Entrena tu cerebro

Como cualquier actividad a la que te enfrentas por primera vez, esta mejorará con la práctica. A medida que pasan los años las cosas se vuelven más difíciles, entonces empiezas a practicar y entrenar tu cerebro. Y como estás aprendiendo te das cuenta que lo que era difícil ahora resulta más fácil. El efecto que tiene esta actividad sobre el estado de ánimo es estupendo. Esa transformación del estado de ánimo no solo mejora los resultados de la actividad que practicas. Sino también la percepción que tienes de ti mismo.

Así que si entrenas tu cerebro mejorarás, tus habilidades, la memoria y agudeza visual.

2. Estimula tu esfuerzo intelectual

A partir de los 20 años las neuronas empiezan a apagarse, y aunque no a todos les pasa igual, debes saber que las neuronas reciben mas oxígeno y crean nuevos circuitos cuando nos enfrentamos a nuevas situaciones. Así que lo que mantiene activa las mentes no es el conocimiento acumulado, sino el que se produce cada a día.

Las personas que se enfrentan al cambio tratando de aprender cosas nuevas. Que leen, que juegan  cartas o ajedrez, que tienen curiosidad por lo desconocido, y que disfrutan viajando. Suelen tener un proceso más lento de decaimiento mental.

3. Fomenta tu interacción social

Los programas cognitivos deberían de tener una búsqueda social. Lo grandioso de la interacción social es que nunca sabes con certeza lo que va pasar. Así que el simple hecho de interactuar y conocer personas es muy importante para el cerebro. La interacción social evita que te encierres en tus pensamiento y le des vuelta varias veces a las cosas, lo que te ayudará a evitar que tengas cuadros de depresión.  

4. Aprende un nuevo idioma

Aprender un nuevo idioma está entre los mejores estimulantes para el cerebro. Además de fomentar la interacción social con personas de otras culturas, abre las puertas a nuevas fuentes conocimiento. Entre otros beneficios mejora la atención, la capacidad para realizar tareas y aumenta la memoria.

Hay que tener presente que cada experiencia cognitiva da origen a la creación de una red neuronal de información. Así que las capacidades de percepción y adaptación a nuevas situaciones se verán incrementadas. Además se puede evitar o retrasar los problemas de demencia hasta en 5 años.

5. Cultiva hábitos saludables

Entre estos hábitos se encuentran realizar actividad física y tener una alimentación saludable.

La actividad física es de mucha importancia para la salud mental, pues incrementa el autoestima y evita la depresión. Bastará con caminar 40 minutos al día.

Mientras que comer saludable significa ser selectivos con los alimentos que ingerimos. Entre los alimentos que contribuyen a tener un cerebro saludable, están las frutas y verduras, el aceite de oliva, las legumbres y el pescado. Comer pescado al menos dos veces por semana previene la demencia.

Se debe evitar alimentos con alto contenidos de azúcar ya que pueden dañar el hipocampo. Esta es una de las partes del cerebro encargada de los procesos mentales, las emociones y el resguardo de la memoria. Así como la imaginación del movimiento de los objetos en el espacio.

Otro hábito muy importante de cultivar es el dormir bien. Un buen descanso mejorará tu estado de ánimo, la motivación, el buen juicio y la percepción que tenemos del entorno. Hay que saber que es durante el sueño que se da el proceso de renovación celular. También se da la organización, almacenamiento y mejora de la memoria. Lo recomendable es que duermas 7 u 8 horas cada noche.

Por último sonríe, la risa mejorará tu estado de ánimo. Está demostrado según la ciencia que reír reactiva las conexiones neuronales, lo que mejorará tus capacidades. Además las personas optimistas tienen un promedio de vida más prolongado que los considerados pesimistas.

Y Recuerda Que Mantener La Salud Mental Es Tan Importante Como Mantener La Línea.

También Podría Gustarte