12 Formas Útiles Y Saludables De Fortalecer el Sistema Inmunológico

A pesar de que en nuestro ambiente hay una combinación de microorganismos infecciosos, la mayoría de las veces está razonablemente saludable gracias a nuestro sistema inmunológico que nos protege y defiende de los microbios que causan enfermedades.

Según los Centros para el control de enfermedades , los virus como la influenza continúan causando estragos. Por lo que la vacuna anual contra la influenza estacional (gripe), es la mejor forma de protegerse.

Sin embargo, hay que tener presente que existen otros virus que causan enfermedades respiratorias: como el virus parainfluenza, el adenovirus, el coronavirus y el rinovirus, sin mencionar las bacterias como el estreptococo.

Alguna vez te has preguntado ¿Cómo puedes mejorar tu sistema inmunológico?

En general, nuestro sistema inmunológico hace un trabajo notable de defensa contra los microorganismos que causan enfermedades. Pero algunas veces falla, un germen te invade con éxito y te enferma.

Entonces, ¿Será posible intervenir para mejorar el sistema inmunológico?, ¿Haciendo cambios en el estilo de vida, mejorando la dieta y tomando ciertas vitaminas?. Incluso hay quienes aseguran que tomar ciertas infusiones a base de hierbas puede producir una respuesta inmune casi perfecta.

La idea de mejorar el sistema inmunológico suena bastante atractiva, pero la capacidad de hacerlo resulta difícil por varias razones. Precisamente porque el sistema inmunológico no es una sola entidad, y para funcionar bien requiere de equilibrio y armonía de otros sistemas. Es por esto que los investigadores aún se adentran en las complejidades e interconexiones de la respuesta inmune. Y aún falta establecer los vínculos directos comprobados entre estilo de vida y la función inmunológica mejorada.

Lo anterior no quiere decir que la asociación entre el estilo de vida y el sistema inmunológico no sean intrigantes. Es por ello que los investigadores están explorando los efectos de la dieta, el ejercicio, la edad, el estrés psicológico y otros factores sobre la respuesta inmune. Mientras tanto, «una de las mejores estrategias para comenzar a darle ventaja a tu sistema inmunológico, es a través de una vida saludable».

Formas Saludables Para Fortalecer El Sistema Inmunológico

como fortalecer el sistema inmunologico
Alimentos para impulsar el sistema inmunológico – Foto de bit245

Sin duda alguna, la primera línea de defensa para fortalecer el sistema inmunológico es elegir un estilo de vida saludable. Seguir las pautas generales de una buena salud es el mejor paso que se puede dar para mantener el sistema inmunológico fuerte y saludable naturalmente.

Cada parte del organismo, incluido el sistema inmunológico funciona mejor cuando está protegido de las agresiones ambientales y reforzado por estrategias de vida saludable como las siguientes:

1. Duerma Lo Suficiente Y Controle El Estrés Psicológico

La medicina moderna reconoce la estrecha relación entre la mente y el cuerpo. Y existe una amplia variedad de enfermedades, como el malestar estomacal, la urticaria y la enfermedad cardíaca que están vinculadas a los efectos del estrés emocional.

La falta de sueño y la sobrecarga por estrés aumentan la hormona cortisol, cuya elevación prolongada puede suprimir la función inmunológica.

2. Evite El Humo Del Tabaco

El humo del tabaco debilita las defensas inmunológicas básicas y aumenta el riesgo de enfermedades respiratorias como bronquitis y neumonía, y de infecciones del oído medio en los niños.

3. Beba Menos Alcohol

Si bebe alcohol hágalo con moderación, el consumo excesivo altera el sistema inmunológico y lo hace vulnerable a las infecciones pulmonares.

4. Dieta Alta En Verduras, Frutas, Nueces Y Semillas

Este tipo de dieta brindara a tu cuerpo los nutrientes que tu sistema inmunológico necesita. Un estudio en adultos mayores mostró que comer más frutas y verduras mejoró la respuesta de anticuerpos a la vacuna pneumovax, que protege contra la neumonía por estreptococo.

5. Considere Los Probióticos

Los estudios indican que los suplementos probióticos reducen la incidencia de infecciones respiratorias y gastrointestinales. Esta demostrado que los productos lácteos fermentados reducen las infecciones respiratorias en adultos y niños .

6. Atrapa Algunos Rayos De Sol

La luz solar activa la producción de vitamina D en la piel. Una exposición de 10 a 15 minutos con el debido uso de filtro solar es suficiente. Los bajos niveles de vitamina D se asocian a una mayor riesgo de infecciones respiratorias. Un estudio en niños mostró que 1200 UI por día de vitamina D suplementaria redujeron el riesgo de influenza A.

7. Auxíliate del Ajo

El ajo es un agente antimicrobiano de amplio espectro y un estimulante inmunológico. Debido a que el calor desactiva un ingrediente activo clave, puede agregarlo a los alimentos justo antes de servirlos

8. Comer Hongos Medicinales

Los hongos como el shiitake y el maitake, también conocidos como gallina de los bosques. Un estudio reciente mostró que el extracto concentrado de shiitake mejoró la función inmunológica en mujeres con cáncer de mama.

9. Adopta Medidas Higiénicas

Tome medidas para evitar infecciones, lavarse las manos con frecuencia es una medida de prevención de infecciones, así como otra medidas de higiene personal. Tampoco olvide la correcta preparación de los alimentos, como es cocinar las carnes a fondo.

10. Ejercítate regularmente

Para nadie es un secreto que hacer ejercicio regularmente trae numerosos beneficios, mejora la salud cardiovascular, disminuye la presión arterial, controla el peso corporal y protege contra una variedad de enfermedades.

Al igual que una dieta saludable el ejercicio puede contribuir a una buena salud general y, por lo tanto, a un sistema inmunológico saludable.

El ejercicio promueve la buena circulación, lo que permite que las células y sustancias del sistema inmunitario se muevan libremente por el cuerpo y hagan su trabajo de manera eficiente. Además, hacer ejercicio regularmente provoca cambios en los anticuerpos y glóbulos blancos. Estos últimos son las células del sistema inmunitario que se encargan de combatir las enfermedades.

11. Hierbas De Apoyo Inmunológico

Si tiene infecciones recurrentes, considere la posibilidad de tomar hierbas de apoyo inmunológico como el ginseng asiático (panax ginseng), el ginseng americano (panax quinquefolius), el eleuthero (eleutherococcus senticocus), o el astrágalo (A. membranaceus).

Las hierbas aumentan los niveles de anticuerpos en la sangre que son beneficiosos para la inmunidad general ya que ayudan a reconocer y bloquear virus, bacterias y parásitos.

12. Prepare Una Tintura De Equinácea

La equinácea es una planta medicinal que se utiliza para tratar enfermedades como:

  •  Sinusitis
  •  Fiebre
  • Gripe y resfriado
  • Alergias
  • Herpes
  • Llagas en la boca
  • Úlceras o heridas
  • Anginas, laringitis y faringitis
  • Infecciones causadas por virus, hongos y bacterias

Hoy en día se le conoce por reforzar las defensas debido a que estimula el sistema inmunológico.

Es bueno tenerla a mano para cuando los virus respiratorios superan nuestras defensas. Para preparar tintura de equinácea se necesita:

  • 1 frasco de vidrio
  • 1 taza de raíz molida de de equinácea seca (50 gramos)
  • 250 ml de ron, (vodka o coñac)

Agregue la taza de raíz molida de equinácea y el ron en el recipiente, tapar y agitar diariamente asegurándose que la raíz esta totalmente sumergida en alcohol.

Después de 4 semanas, filtrar el contenido a través de una gasa en un frasco limpio.

Tome una cucharadita de tintura de equinácea diluida en medio vaso de agua cada dos horas mientras esté despierto. Después de dos días, reduzca la dosis a una cucharadita 3 veces al día durante la duración del frío.

Aumentar La Inmunidad De Forma Saludable

Hoy en día hay muchos productos que afirman aumentar la inmunidad lo que tiene poco sentido científico. De hecho aumentar la cantidad de células inmunitarias en el cuerpo no es necesariamente algo bueno. Por ejemplo, los atletas que participan en dopaje sanguíneo (aumento del número de glóbulos rojos en la sangre para poder transportar más oxigeno por el torrente sanguíneo) corren el riesgo de sufrir accidentes cerebrovasculares.

Tratar de estimular las células del sistema inmunológico es especialmente complicado porque hay muchos tipos diferentes de células que responden a tantos microbios diferentes de muchas maneras.

Hasta ahora los científicos no saben que células se deben estimular y en que número. Lo que se sabe es que el cuerpo está generando continuamente células inmunes, y de hecho produce muchos más linfocitos de los que puede usar. Las células sobrantes se eliminan a sí mismas a través de un proceso natural de muerte celular llamado apoptosis, algunas antes de realizar cualquier acción, otras después de haber ganado la batalla.

Nadie sabe cuántas células o cuál es la mejor combinación de células que necesita el sistema inmunológico para funcionar a su nivel óptimo.

Sistema Inmune Y Edad

A medida que envejecemos nuestra capacidad de respuesta inmune se reduce, lo que contribuye a más infecciones, más cáncer y enfermedades relacionadas con la edad.

Si bien algunas personas envejecen de manera saludable, la conclusión de muchos estudios es que las personas mayores tienen más probabilidades de contraer enfermedades infecciosas y mueran a causa de ellas.

Las infecciones respiratorias, la influenza y particularmente la neumonía son una de las principales causas de muerte en personas mayores de 65 años en todo el mundo.

La respuesta de las personas mayores a las vacunas ha demostrado una reducción en la respuesta inmune a las infecciones. Aún así, las vacunas contra la influenza y s. pneumoniae han reducido significativamente las tasas de enfermedad y muerte en las personas mayores en comparación con las no vacunadas.

Parece que hay una conexión entre la nutrición y la inmunidad en los ancianos. Una forma de desnutrición, es la desnutrición por micronutrientes, en la cual una persona es deficiente en algunas vitaminas esenciales y minerales que se obtienen o se complementan con la dieta.

Como bien es sabido, las personas mayores tienden a comer menos y con frecuencia tienen menos variedad en sus dietas. En este sentido los suplementos dietéticos pueden ayudar a mantener un sistema inmunológico más saludable, pero esto es algo que se debe discutir con un médico especialista en nutrición geriátrica, porque si bien los suplementos pueden ser beneficiosos, también pueden tener serias repercusiones en la salud.

La Dieta Y Tu Sistema Inmunológico

Es un hecho que el sistema inmunológico necesita de una buena y regular nutrición.

Existe cierta evidencia de que la deficiencia de micronutrientes como por ejemplo, zinc, selenio, hierro, cobre, ácido fólico y vitaminas A, B6, C y E alteran las respuestas inmunitarias en los animales, pero no esta claro si el impacto de estos cambios del sistema inmunitario afectan la salud. Y más aún, no se ha evaluado el efecto de estas deficiencias en la respuesta inmunitaria humana.

¿Entonces que puedes hacer? Si sospechas que tu dieta no te proporciona todas las necesidades de micronutrientes y no eres muy dado a las verduras. Tomar un suplemento diario de multivitaminas y minerales puede traerte otros beneficios para la salud, más allá de los posibles efectos beneficiosos para el sistema inmunológico.

También Podría Gustarte