10 Señales Que Delatan A Un Mentiroso

Lo aceptemos o no, todos en algún momento de nuestras vidas hemos dicho una que otra mentira piadosa, ya sea para hacer sentir bien a alguien, para sacar ventaja de una situación, o para justificar una falta. Una de esas mentiras podría ser el pretexto de estar enfermo para justificar una llegada tarde al trabajo y así salir del apuro. En fin la cantidad de ejemplos es interminable.

Pero decir una o dos mentiras entre mil verdades, puede considerarse algo normal en el comportamiento de las personas. El problema surge cuando mentir se vuelve costumbre y difícil de controlar, llegando a formar parte de comportamientos patológicos que pueden causar daño.

Así que mentir puede afectar las relaciones de trabajo, de negocios, con tu pareja, con la familia y amigos. Pudiendo causar en los casos más graves problemas legales si tu mentira escala a niveles de una estafa.

¿Qué Es La Mentira?

Si aún no lo sabes, la mentira es el acto de fingir para hacer creer a los demás que una afirmación o comportamiento son verdaderos cuando en realidad no es así. Estos comportamientos algunas veces se asocian a padecimientos mentales, que dejan al descubierto trastornos de una personalidad antisocial. Y que son usados por el individuo para llamar la atención, sacar ventaja de una situación o llenar un vacío emocional.

Así que una mentira puede elaborarse haciendo uso de las palabras y frases, o mediante determinadas acciones que son falsas también.

Se estima que cada día una persona dice en promedio de una a dos mentiras, y que escuchamos y observamos a nuestro alrededor unas 200 mentiras. Muchas de las cuales son creación nuestra, otras provienen de medios impresos, televisivos, redes sociales y anuncios publicitarios. La mayoría de estas mentiras pasan desapercibidas.

¿Por Qué Mienten Las Personas?

En principio muchas de las acciones que realizan las personas, las hacen inconscientemente y no se dan cuenta que en ellas va alguna mentira. Así que mienten por la necesidad de lograr algo, de verse bien ante los demás y que los acepten.

Porque mentir ha sido parte del mecanismo evolutivo del ser humano. Lo cual le ha permitido subsistir al sacar ventajas sustanciales y obtener múltiples beneficios.

Así que muchos saben que mentir funciona y es fácil que les crean. Por lo que algunos recurren a la mentira como un mecanismo de protección que les permite salir bien librado de una situación.

Por lo tanto muchas personas usaran este mecanismo para sobresalir y sacar ventaja ante los demás. Sin importar el daño que puedan causar, algo que no es correcto.

Nuestra vida muchas veces va de la mano de las mentiras y no nos damos cuenta. Llena de hábitos, costumbres, sentimientos y frases de uso común, que al final de cuenta tienen oculta una mentira. De esta manera ocultamos nuestra verdadera apariencia al usar ropas, fragancias y maquillajes. Llantos, sonrisas, orgasmos, todos ellos fingidos. Frases que comúnmente decimos y que raramente sentimos, como «me alegra verte», «lo lamento mucho», forman parte del día a día de las personas.

Si Crees Ser Víctima De Un Mentiroso, Las Siguientes Señales Pueden Ayudarte A Descubrirlo:

  1. Un mentiroso da explicaciones cortas sin entrar en detalle y las pausas entre sus palabras aumentan notablemente.
  1. Se anticipa a dar explicaciones aunque no se le haya preguntado. Por el temor a ser descubierto.
  1. Suele tardar más en contestar una mentira que en decir la verdad. Muchas veces titubeando sobre el tema.
  1. Ten cuidado no creas todo lo que dice. Un mentiroso compulsivo puede ser agradable y presumir de las cosas que habla. Por lo que atraer y convencer a sus víctimas es una tarea fácil.
  1. Suele cometer el error de dar una respuesta diferente cuando se le pregunta varias veces. Por ello es recomendable realizar la misma pregunta y a distintas horas del día.
  1. El mentiroso trata de ganar tiempo pidiendo que repitas la pregunta, esto le permitirá elaborar una respuesta.  Las respuestas evasivas como  «¿Quieres que te diga la verdad?» o «Para serte sincero…», deberían despertar sospechas.
  1. Suele ser lento para dar un discurso ya que debe construir una historia. Esto puede ponerle nervioso por el hecho de que su audiencia le pueda creer.
  1. Algunos gestos corporales que pueden delatar a un mentiroso son: presionar los labios, cambiar la mirada, cambiar el tono de voz, cambiar el ritmo de la respiración, sudar inesperadamente, moverse de un lugar a otro, aunque también se puede experimentar tensión en el cuerpo, y tocarse el pelo, son rasgos característicos.
  1. Hace del teléfono una herramienta que le facilita mentir, ya sea a través de llamadas o mensajes. Las llamadas y mensajes no permiten detectar el lenguaje corporal y tampoco dejan evidencias como los correos electrónicos.
  1. Siempre está a la defensiva y cambia de humor con facilidad al hablar de un tema que le molesta o cuando le haces demasiadas preguntas. Señal de que puede estar ocultando algo.

Conclusión

La mentira es el acto de fingir para hacer creer a los demás que lo que decimos o hacemos es verdad cuando en realidad no es así. Realizada inconscientemente algunas veces, por ser parte de comportamientos comúnmente aceptables por los demás. En otras ocasiones moral y penalmente condenables por estar asociadas a padecimientos mentales que pueden causar daños.

Un mentiroso patológico difícilmente va cambiar, si miente una, dos y más veces lo seguirá haciendo mientras no sea descubierto. Pues la honestidad es un concepto que carece de valor, ya que tiene una manera equivocada de percibir la realidad.

Como todo comportamiento inapropiado, la mentira forma parte de ciertos padecimientos mentales, que se asocian a trastornos de una personalidad antisocial. Así que el mentiroso patológico, recurrirá a la mentira como una forma de llenar su falta de atención y afecto.  Y como todas las adicciones necesita ser tratada para lograr ser superada.

También Podría Gustarte